De los todos los sitios de la casa, el que más trabajo cuesta tener organizado es la habitación de los niños. Con el nacimiento de un hijo tenemos que volver a organizar el espacio de nuestra casa para que resulte ordenado y agradable, pero conforme van creciendo los niños cada vez nos puede resultar más complicado.

Es importante educar a nuestros hijos cuando son pequeños, más o menos alrededor de los dos o tres años, a ordenar y organizar sus juguetes y sus cosas. La opinión de muchos especialistas es que mantener la habitación de los niños ordenada aumenta su autonomía, les da seguridad y potencia la inteligencia.

Si una de las cosas que siempre te propones es que tus hijos tengan su habitación ordenada aquí te vamos a dar una lista de trucos que funcionan.

Organización de los juguetes

Cuando en casa hay varios hermanos la tarea de ordenar los juguetes es todavía más difícil. Por eso, es muy importante que cada uno de los hermanos tenga muy claro cuál es su espacio para colocar y ordenador los juguetes. Un truco para que cada uno de los hermanos sepa donde tiene que colocar sus cosas es asignarles un color y marcar los espacios con pegatinas o marcas de dicho color. De esta manera evitarás que se mezclen y desorganicen sus cosas.

¿Dónde colocar tantos juguetes?

Hoy en día los niños acumulan muchísimos juguetes. Una buena idea para que no invadan toda la casa, es guardar los juguetes con los que ya no juegan. De esta manera, el pequeño valorará más las cosas que tiene y será más fácil tener todos los juguetes ordenados.

Eso sí, recuerda que sus juguetes preferidos tienen que estar en un lugar accesible y donde el niño no tenga ningún problema para poder alcanzarlos. De esta manera no necesitará la ayuda de adulto para utilizar y guardar los juguetes.

¿Cómo guardar los juguetes?

Muchos de los juguetes de nuestros hijos están compuestos de numerosas pequeñas piezas que hay que montar y desmontar cada vez que juegan con ellos. Aunque la finalidad de montar estos juegos puede ser didáctica para los niños, también supone tener que perder mucho tiempo cada vez que quieren utilizarlos. Además es muy fácil perder alguna de las piezas cada vez que se guarda el juguete desmontado.

Por eso, te sugerimos que no desmontes los juguetes que utilicen más frecuentemente tus hijos. Una idea genial para organizarlos es tenerlos en una pequeña estantería y poner debajo de cada juguete un pequeño tablero para evitar que se desmonte al cogerlo.
Biblioteca infantil. No debemos dejar que los cuentos y libros infantiles se amontonen y mezclen con otros libros en cualquier estantería.  Para que los niños se sientan motivados para la lectura es fundamental tener los cuentos ordenados. Te proponemos que crees una sencilla biblioteca infantil para tus hijos. Podrás conseguirlo creando un expositor de libros con una simple balda de manera accesible al niño.  

Maleta de los juguetes perdidos

Por muy organizada que este nuestra casa y en especial la habitación de los niños es inevitable encontrarnos con fichas o cartas de un juego, piezas de un juguete, accesorios de muñecos perdidos u olvidados por la casa. ¿Qué hacemos con estas piezas olvidadas?

Una brillante idea es tener una maleta de los juguetes perdidos. Esta maleta te servirá como organizador de juguetes. Puedes guardar las piezas y objetos sueltos encontrados por la casa y una vez a la semana ayudar a tu hijo a revisarla y colocar de nuevo cada cosa en su sitio.

Maletas guardajuguetes Trunki

También puedes utilizar la maleta como contenedor de juguetes y objetos que por diversos motivos no podemos ordenar en ese momento. Su cometido sería tener un espacio organizado pero de paso para evitar que los juguetes se pierdan.

Con el truco de la maleta de los juguetes perdidos conseguimos organizar también los juguetes o piezas que en un determinado momento no sabemos qué hacer con ellas hasta que encontremos su lugar adecuado.