Las excursiones del cole son una de las actividades más emocionantes y donde los niños aprenden más rápido. En estas actividades educativas tienen un contacto más directo y práctico con las cosas que van a estudiar y además tienen que poner en práctica muchas habilidades para relacionarse con sus compañeros en un entorno diferente. Así que toca preparar la mochila y dejarles disfrutar de la experiencia.

Las salidas y excursiones con el colegio suelen ser a lugares muy diversos. Normalmente se tratarán de realizar actividades culturales, deportivas o de contacto con la naturaleza. Es muy importante saber exactamente qué tipo de actividad van a realizar para poder preparar bien la mochila y la ropa que van a llevar.

En el colegio normalmente harán una reunión donde os informarán de todos los detalles de la excursión pero aquí os dejamos lista de cosas imprescindibles que el niño debe de llevar en la mochila.

Es importante que lleven la ropa adecuada para poder disfrutar a tope del día. Si van al campo o a la montaña ropa y calzado deportivo.

En el caso de que sea invierno deberán ir bien abrigados con guantes, gorro y bufanda y si es verano es fundamental llevar una gorra y crema protectora para sol.

No está de más llevar siempre en la mochila un chubasquero y algo de ropa de recambio sobre todo si son todavía muy pequeños.

Algo que no podemos olvidar en las excursiones es la tarjeta de la seguridad social del niño. En el caso de niños muy pequeños son los maestros los que se hacen cargo de la documentación. Por supuesto, tenemos que recordarles a los maestros si el niño es alérgico a alguna sustancia o alimento.

También  es conveniente dejar un par de números de teléfono para que puedan localizarlos si fuese necesario.

Preparar la mochila para la excursión.

  • Una botella de agua. Normalmente los niños en estas actividades realizan mucho ejercicio y dan largos paseos por lo que es imprescindible llevar agua en la mochila.
  • Sándwiches o bocadillos. Preparar los bocadillos para la excursión es una de las actividades más entrañables como padres. Recuerda que si es verano hay que tener cuidado con los riesgos alimentarios.
  • Fruta. Una de los alimentos que más suele apetecer a los niños en una excursión es la fruta. Mete algunas piezas de fruta en la mochila de tu hijo.  
  • Cámara de fotos. Las fotos de los viajes escolares son un gran recuerdo para toda la vida pero es conveniente tener en cuenta la edad de los niños y hablar sobre la responsabilidad de los aparatos con ellos, con el fin de hacer un buen uso de la tecnología y de las imágenes.
  • Otras cosas más básicas: un par de bolsas de plástico, pañuelos y algún tipo de chicle o caramelo por si se marean en el autobús.

Por último, y más importante, antes de una excursión recordarle al pequeño las normas de seguridad del autobús.

Seguro que con todos estos pequeños consejos la excursión será maravillosa.